Turismo

anywalls.com-55818

Para introducirnos en cualquier mercado, es fundamental conocer de antemano el sector en el que se quiere invertir. Sólo de este modo, podemos dotar a nuestra empresa/negocio de un plan estratégico que permita incorporarnos al mercado con garantías de éxito.

En primer lugar, es fundamental identificar la ubicación o destino turístico, y de esta manera adaptar el negocio que queremos crear, al entorno donde se va a ubicar. El objetivo, es posicionar el negocio dentro del mercado, y otorgarle un factor de ventaja respecto a la competencia, que lo haga atractivo y rentable. Para ello, se debe definir con exactitud el perfil socioeconómico del lugar en el que queremos ubicarlo, así como perfilar el del cliente potencial. De esta manera sabremos si contamos con personal adecuado para atender nuestro establecimiento, relacionándolo con el tipo de demanda que tendremos.

Por otro lado es necesario dotar, de un marco funcional al establecimiento que queremos poner en marcha. Hoy existe gran variedad de demandas dentro del sector, y tenemos que definir adecuadamente el tipo de servicio que vamos a ofrecer a nuestros clientes: convenciones, negocios, cursos de formación, salud, deportes, cultura, ocio… Y es que para darle rentabilidad a la inversión, se hace necesario que la estrategia comercial y administrativa quede bien definida. Además, es fundamental realizar una campaña de marketing adecuada al establecimiento, teniendo en cuenta el feedback entre tipo de negocio y tipo de demanda.

Si usted está interesado en impulsar un negocio en el sector turístico, los aspectos fundamentales a definir son:

  • Averiguar cuál es el período de permanencia de los turistas de la zona, y cuál es la probabilidad de generar clientes asiduos, que acudan a nuestro establecimiento con cierta regularidad.
  • Establecer el grado de capacidad, del municipio y la población en la que se ubica nuestro establecimiento, de generar capital humano que responda a las demandas laborales de nuestro negocio.
  • Indagar en las iniciativas económicas de la región, para saber si se va a producir una creciente demanda de los servicios que nuestro negocio pone a disposición.
  • Estudiar el grado de competitividad del sector hostelero en el lugar que deseamos ubicar nuestro establecimiento, así como indagar en la relación existente entre coste y beneficio que podemos esperar.
  • Determinar la ubicación exacta, tamaño e inversión inmobiliaria, que debemos abordar para ubicarnos en un emplazamiento concreto, así como establecer cuál es el gasto adecuado al beneficio que va a generar.
  • Medir la capacidad para relacionarnos con otras empresas, instituciones y organizaciones que puedan demandar los servicios que ofertamos, así como la posibilidad de llegar a acuerdos. Para así definir mejor la demanda real y las posibilidades de presentar precios adecuados, a los clientes potenciales de nuestro establecimiento.
  • Perfilar el tipo de cliente al que se dirige nuestro local, sólo de esta manera vamos a poder dotar de coherencia a los servicios y diferencias respecto de los otros locales del lugar, identificando las ventajas que ofrecemos frente a nuestra competencia, y el valor añadido que presenta nuestro producto.
  • Identificar en qué medida es posible, establecer otros negocios colindantes, que nos permitan aprovechar de mejor manera, la inversión inicial. Ya que gracias a establecimientos secundarios, podríamos favorecer el rendimiento y rentabilidad del complejo que pensamos construir.

La competitividad en el ámbito del turismo como en otros, ha crecido con fuerza en América Latina. Por este motivo, es necesario identificar un mercado potencial que demande los servicios que se prestan. Partiendo de esa base, y correctamente establecido el plan para la inversión, el turismo es un gran atractivo para la inversión de capital, de compañías que trabajan tanto en este sector, como en otros. Pero para ello, es esencial establecer un plan de actuación que identifique claramente una serie de aspectos y responda a unos objetivos bien definidos.